Técnicas Prácticas Para Ahorrar: Una vez tienes un objetivo de ahorro establecido es el momento de establecer un plan para conseguirlo. Este es el momento en que conocer ciertas técnicas de ahorro pueden facilitarte mucho la vida

Las 3 técnicas expuestas en este apartado pueden usarse individualmente pero están también pensadas para complementarse y forman un conjunto sólido para planificar tus ahorros de una forma sencilla


TÉCNICA 1: A LO GRANDE

IDENTIFICAR LOS GASTOS MAYORES

Empezar por lo grande siempre es positivo en prácticamente todo lo que hacemos en la vida, y el caso del ahorro para Nueva Zelanda también suele serlo. Tu primer objetivo es identificar de la lista de gastos que tienes los 5 que sean más grandes y anotarlos aparte

Muchas veces estos gastos son muy importantes en tu vida aunque en alguna ocasión pueden sufrir alguna modificación. No pretendemos que te cambies de casa para poder pagar un viaje a Nueva Zelanda, así que gastos como la hipoteca los puedes descartar de esta lista inicial


MODIFICAR, LIMITAR O SUPRIMIR

Bajo este título se clasifican los 3 tipos de actuación que puedes tener ante cualquier tipo de gasto. Algunos son modificables, por ejemplo el pasarse a un proveedor de teléfono más barato o intentar llamar más con el fijo que con el móbil

En el caso de limitar, un ejemplo muy claro es la factura de la luz. Existen montañas de ocasiones en que dejamos luces y aparatos eléctricos como la televisión encendidos gastando de forma no necesaria. El agua es otro tema común en que se pueden ahorrar decenas de euros mensuales si sabemos usarla en cantidades adecuadas y vigilar los grifos que gotean

Finalmente, puede que existan ciertas actividades, normalmente de relativo lujo, que será conveniente suprimir, como puede ser cenas contínuas a restaurantes, actividades de ocio como puede ser frecuentar el cine local, salidas en discotecas por la noche, etc



TÉCNICA 2: A LO PEQUEÑO

IDENTIFICAR Y ACTUAR SOBRE GASTOS PEQUEÑOS RUTINARIOS

Aunque no lo parezca, muchas veces es en estos pequeños gastos del día a día donde encontramos grandes desperdicios y un tipo de consumo que es más por hábito que por necesidad. Este tipo de actividades son el blanco ideal para establecer un plan de ahorro

Para hacernos una idea con ejemplos, una Coca-cola al día representa como mínimo 30 Euros gastados al mes y un café diario pueden ser 50 Euros al mes. Esto por no hablar de hábitos como son el tabaco o el consumo de bebidas alcohólicas con las que podemos gastarnos 100 o más Euros mensuales

Finalmente, hay actividades que hacemos por rutina que al modificarlas pueden contribuir a aumentar nuestros ahorros. Un ejemplo claro, es el típico trabajador que se compra la comida al mediodía en vez de traerla preparada de casa. 50 Euros mensuales pueden ser desperdiciados de esta forma



TÉCNICA 3: EL MÉTODO DE LOS SOBRES

Una vez modificadas, limitadas o eliminadas ciertas actividades identificadas en los dos apartados anteriores, esta última técnica es un método de control de gastos, porque todos sabemos que ni el mejor de los planes funciona si no lo ejecutamos tal y como está planeado

PREPARAR LOS SOBRES PARA CONTROL DE GASTOS

Dividimos los gastos mensuales en distintos tipos y para cada tipo definimos una cantidad máxima que podemos gastar para poder cumplir con el plan de ahorro general. Cogemos tantos sobres de papel como tipos de gasto hemos identificado y les escribimos a cada uno el nombre correspondiente y la cantidad asignada a este tipo de gasto


DISTRIBUIR EL DINERO ENTRE LOS SOBRES

Cuando recibimos el dinero mensualmente, y despues de pagar facturas e hipoteca, pasamos el dinero que nos queda a efectivo y lo distribuímos dentro de los distintos sobres según la cantidad indicada en cada uno de ellos. El dinero restante debería coincidir con el objetivo mensual de ahorro y podemos enviarlo directamente a nuestro banco en una cuenta poco accesible, con sanciones importantes por retirar dinero, o incluso a una Cuenta en Nueva Zelanda


CONTROLAR EL GASTO CON LA AYUDA DE LOS SOBRES

Dado que tenemos el dinero repartido en sobres según el tipo de actividad, cuando se termine el dinero de un sobre de una actividad determinada no se podrá gastar más en esta actividad hasta el siguiente mes

De esta forma, pues, hemos conseguido planificar el ahorro, determinar los gastos a modificar, limitar o eliminar y usar un sistema de autocontrol que nos permite llevar adelante el plan. Nueva Zelanda ya está a la vuelta de la esquina!!!


Cuidado con los imprevistos!

Para ir en coche a Francia quizás no sería tan necesario, pero desde KiwiViajes recomendamos que para un viaje al otro lado del mundo se tome un 20% de presupuesto extra como precaución para cualquier imprevisto, típicamente un vuelo cancelado, pérdida de equipaje o cualquier otro tipo de cambio de planes imprevisto

Una recomendación:

Aunque existen mil formas de llevar el dinero a Nueva Zelanda, en KiwiViajes siempre recomendamos abrir una cuenta bancaria en el país. Cuando hablemos, os informaremos de un banco de confianza donde podreis depositar el dinero de viaje.


¿Necesitas Asesoramiento?

Si con la información en nuestra web no tienes suficiente y encuentras dificultades para hacer alguna de las reservas, ponemos a tu disposición nuestro tradicional sevicio de consultoría personalizado.
ACCEDER >>

Kiwi Viajes: Consultoría de Viajes Low-Cost especializada en Nueva Zelanda - - Información Legal

© Kiwi Viajes es una marca registrada de la Agencia de Viajes GC-002267: © LowCostViajes.com - Todos los derechos reservados: